1. Su origen.

Después de la promulgación, en Francia, de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789), se produjeron en el mundo dos conflictos armados a escala internacional que fueron verdaderamente crueles y desgarradores. El primero se inició en 1914 y finalizó en 1918, el segundo duró más de siete años (de 1939 a 1945) y fue especialmente sangriento.

“Se ha dicho que la Segunda Guerra Mundial produjo más muertes que todas las guerras anteriores juntas- afirman Jordi Beltrán y Antonio Roig-. Nunca antes la población civil se había convertido en un objetivo militar: las represalias, las deportaciones masivas, los campos de concentración y de trabajo, los bombardeos de las ciudades y los movimientos de población en busca de refugio causaron la muerte de unos 30 millones de civiles, aproximadamente el 655 del total de muertos (…). A esos hechos tan terriblemente crueles hubo que añadir el intento de exterminio sistemático del pueblo judío y el horror ante la capacidad destructiva de las nuevas armas: la bomba atómica de Hiroshima produjo la muerte de 100.000 personas, otros tantos heridos y secuela que aún perduran; dos días más tarde, el 9 de agosto de 1945, una nueva bomba lanzada sobre Nagasaki provoca la muerte de 80.000 personas más” (Jordi Beltrán y Antonio Roig: Guía de los derechos Humanos. Alhambra. Madrid. 1987).

 

Ante la realidad y las consecuencias insostenibles derivadas en particular de la Segunda Guerra Mundial, un total de 51 países decidieron unirse para construir una sociedad de naciones cuya principal finalidad fuera trabajar conjuntamente en defensa de la paz mundial. Esa sociedad quedó constituida oficialmente el 24 de octubre de 1945 y se denominó Organización de las Naciones Unidas.

 

Con motivo de su constitución, los países que inicialmente se incorporaron a la ONU redactaron y aprobaron una carta fundacional en la que formularon sus objetivos y metas. Una carta que se inició con el siguiente preámbulo:

 

“Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas, estamos resueltos…

 

…a preservar a las generaciones venideras del azote de la guerra, que ha cubierto de dolor al género humano dos veces en nuestra época,

 

… a reafirmar la fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y de mujeres y de las naciones grandes y pequeñas,

 

…a crear condiciones bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el respeto a las obligaciones emanadas de los tratados y otras fuentes de derecho internacional,

 

… y a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad”.

 

Ban_Ki_MoonPara cumplir las metas y los objetivos expresados en su carta fundacional, los países integrantes de la ONU acordaron retomar la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 con el fin de redactar, a partir de ella, una nueva declaración basada en dos principios:

 

* En primer lugar, una declaración que fuera internacional, es decir, que comprometiera a todos sus países miembros y que aspirara a tener valor universal.

 

*En segundo lugar, una declaración que se fundamentara, además de en el derecho a la libertad, en el derecho a la igualdad de todos los miembros de la familia humana y, en consecuencia, en el principio, básico e inquebrantable de la no discriminación por ningún tipo de circunstancia.

 

Con esos criterios, después de tres años de trabajo, el 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de la ONU- constituida en aquel momento por cincuenta y seis países- aprobó y proclamó la llamada Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta declaración contiene la llamada segunda generación de los derechos humanos.

 

2. Sus miembros.

 

Los 51 países que en 1945 integraron inicialmente la ONU fueron: Arabia Saudí, Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Estados Unidos, Etiopía, Filipinas, Francia, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, India, Irán, Irak, Líbano, Liberia,, Luxemburgo, México, Nicaragua, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Reino Unido, República Dominicana, Bielorrusia o Belarús, Ucrania, Siria, Sudáfrica, Turquía, Unión Soviética, Uruguay, Venezuela y Yugoslavia.

 

España entró a formar parte de la ONU en 1955, diez años después de su constitución.

 

En 2007, la ONU estaba compuesta por 192 países.

 

3. Sus secretarios.

 

El diplomático surcoreano Ban Ki-Moon desempeña en la actualidad el cargo de secretario general de la ONU.

 

Desde su fundación, los secretarios generales de la ONU han sido:

 

* Trygve Lie, nacido en Oslo. Ocupó el cargo entre 1946 y 1952.

 

* Dag Hammarskjold (de 1953 a 1961). Falleció en 1961 como consecuencia de una accidente de aviación mientras realizaba una acción de paz en el Congo. Semanas después, recibió el Premio Nobel de la Paz a título póstumo.

 

* U Thant (de 1961 a 1971). Nacido en Pantanaw (Burma, hoy Myanmar), fue el primer secretario general procedente de un país del tercer Mundo.

 

*Kurt Waldheim, austríaco (de 1972 a 1981)

 

*Javier Pérez de Cuéllar, peruano (de 1982 a 1991). En 1987 recibió el Premio Príncipe de Asturias por su promoción de la cooperación Iberoamericana.

 

*Butros Gali, egipcio (de 1992 a 1996).

 

*Y Kofi Annan, ghanés (de 1997 a 2006).